Parques de bolas en tardes de lluvia

Los parques de bolas en tardes de lluvia, son la mejor opción cuando vamos viendo cerca que con la llegada del mes de septiembre, trae consigo el cambio progresivo de clima, el anochecer cada vez más pronto y días aparentemente más cortos, y la vuelta a la rutina… el verano se acaba. Los parques de bolas en tardes de lluvia, son la mejor alternativa de parque interior para el disfrute de los más pequeños de la casa, en un lugar seguro y acogedor dedicado y decorado especialmente para ellos, en el que pasárselo en grande.

Estamos de acuerdo en que, botas de agua y salir a pisar charcos sigue estando en el ránking permanente de actividades favoritas y divertidas cuando llueve 😉 pero hay más opciones…Los parques de bolas en tardes de lluvia, cómo ésta, que hoy nos espera, así como para las tardes de verano muy calurosas como las que hemos vivido y las que seguramente todavía nos queden por pasar,  son un recurso muy útil para vosotros,  las familias con hijos o niños pequeños en casa, sin dar opción a que aparezca el temido aburrimiento.  Estar sin plan, para días cómo hoy, hace que lo mejor sea improvisar,y  aunque quedarse en casa, es uno de los planes más famosos y socorridos cuando el tiempo no acompaña, no tiene por qué condicionarnos a hacerlo si no nos apetece, teniendo la opción de pasar una tarde divertida cubiertos, resguardados del mal tiempo, viéndoles jugar y cómo hacen nuevos amigos rodeados de blanditas bolas de colores, saltando en nuestras camas elásticas,  inventando nuevos juegos dentro de nuestros castillos hinchables, tirando canastas o metiendo goles en nuestro campo de fútbol…

Así como para vosotros, relajaros tomando un refresco de la máquina o un café calentito, en nuestra salita especial para vosotros las mamás y los papás, tíos, tías, abuelos, abuelas, primos, primas, hermanos, hermanas, amigas o amigos… que venís acompañando a los “pequeñajos” a nuestro centro.

¡Haz las tardes de lluvia, más divertidas!

Parques de bolas en tardes de lluvia

 

Comments

  1. Cuanta razón, que haríamos sin los parques de bolas sobre todo en invierno. Aunque en verano también son muy agradables si están bien acondicionados. Podemos escapar del duro sol y ofrecer diversión a nuestros niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *